• Padre Jesús Parra

El Arte... una ventana al Cielo

¿Se puede rezar ante una obra de arte?

¡Claro que sí! El verdadero arte, es siempre un reflejo de la Belleza, y la Belleza infinita es Dios.

En nuestra vida hay pequeñas cosas que tienen un valor inmenso para nosotros, porque nos recuerdan a alguien que amamos: un anillo, una pulsera, una foto… Así es el arte: su belleza nos lleva a recordar lo bueno que es Dios y lo hermoso que es vivir con Él.

Pero no me estoy refiriendo solo al arte religioso: una imagen de la Virgen o de Cristo, la representación de un pasaje del Evangelio... no, me refiero a todo lo que sea arte de verdad. Te pongo un ejemplo: visitando una vez el Museo de Arte Moderno de Nueva York, me encontré por sorpresa con este cuadro: Noche estrellada en Arles, de Van Gogh.



Lo conocía, pero nunca había visto el original. Me impresionó tanto que, sin darme cuenta, me encontré rezando ante él. No recuerdo bien cual fue mi oración, pero más o menos puedo ser así:

Gracias Señor por la belleza de tu Creación. Tú has hecho las estrellas y el Universo para mi. Me veo pequeño ante esta inmensidad y a la vez infinitamente amado, porque se que mi vida no está en manos de las estrellas sino en Tus manos, que las han creado. Me siento acompañado y guiado por la luz de los que brillan en el Cielo: nuestros hermanos los santos. Y entre todos ellos, la luna, la “candela de la Virgen” (como les gustaba llamarla a los pastorcitos de Fátima), guía de nuestra vida.

Gracias, Señor, por la fe, que nos abre los ojos a tanta Belleza.

© 2018 by DiócesisDeÁvila. All rights reserved.  |  vocaciones@diocesisdeavila.com

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • SoundCloud - círculo blanco
  • MYFEELINGS